Superlumen y su trayectoria como startup
Superlumen y su trayectoria como startup

Superlumen y su trayectoria como startup

Hace unos meses entrevistaba a Superlumen cautivada por su trayectoria como startup y sus logros de realidad virtual. Hablar de Superlumen es hablar de una trayectoria como startup de éxito en realidad virtual. Es hablar de un grupo de amigos “de toda la vida” apasionados por las tecnologías y con muchas ganas de probar cosas nuevas. Es hablar de startup murciana finalista este año en los premios TIGA, al mejor juego AR/VR.

En 2015 deciden dar el paso y transformar su pasión en su trabajo. Crean Superlumen como startup tecnológica. Ahora, cuando acaban de cumplir 6 años son un equipo de 7 y están en plena forma. Fueron seleccionados -en 2020- de entre más de 1.800 startups para formar parte de Lanzadera, la aceleradora de empresas innovadoras impulsada por Juan Roig. Llegaron como startup innovadora factible, con potencial para ser rentable, habían lanzado ya su primer producto -Sanatorium, un videojuego-, y tenían las primeras métricas. A partir de ahí recibieron acompañamiento y apoyo para aumentar ventas y llegar a ser escalables.

Ahora están a punto de sacar la demo de su segundo juego: Desolatium, premiado en 2018 como juego más innovador y finalista a mejor juego del año en la V edición de premios PlayStation. Y como te decía, finalista en los premios TIGA del 2021.

Les entrevisté porque me parecen un ejemplo claro de innovación, pasión, trabajo y riesgo que termina bien, en un área -el de las startups- donde muchos nacen pero pocos viven. Leer su trayectoria puede facilitarte -si tienes una startup o estás comenzando en este mundo digital- la experiencia de un camino nada fácil, pero que si nace de una buena idea y está lleno de empeño, buen hacer y perseverancia, puede llegar a buen puerto.

Superlumen y su trayectoria como startup
Alguno de los componentes de la startup murciana Superlumen

¿Cómo os definiríais?

Nos gusta considerarnos como exploradores de nuevas experiencias. Somos un grupo muy heterogéneo en el que todos aportamos algo distinto. Muchos de nosotros venimos del ámbito técnico y nos encanta enfrentarnos a retos cada día. En el mundo de la tecnología en el que nos movemos, nuestro día a día es la Realidad Virtual.

¿En qué os diferenciáis de otros? ¿cuál es vuestra propuesta de valor?

Aportamos un punto de vista distinto al sector de los videojuegos VR. Usamos esta tecnología para contar historias. No nos centramos simplemente en despertar las emociones en el usuario, sino que vamos más allá, queremos que viva la historia que contamos, gracias a la inmersión que ofrece la realidad virtual. Así, creamos una experiencia mucho más completa que invita al usuario a seguir viviendo esa historia, a seguir jugando, que siempre quiera más.

A nivel técnico, usamos gráficos hiper-realistas generados a partir de imágenes reales en 360º con lo que conseguimos una inmersión máxima, con la que destacamos frente a nuestros competidores. Además, gracias a la inteligencia artificial hemos conseguido eliminar el motion sickness, con el fin de paliar el retardo de la visión con el movimiento del jugador.

Una trayectoria como Startup llena de aprendizaje

¿Cuál es vuestro mejor aprendizaje como startup? ¿Qué consejos daríais a quienes comienzan?

Antes de montar Superlumen no teníamos ninguna experiencia empresarial. Como muchas startups teníamos la idea, pero no éramos conscientes de lo que conlleva la gestión empresarial, y de eso es lo que más hemos aprendido. Por eso, el consejo que daríamos a quienes empiezan una Startup es que no se olviden de que es una empresa; la parte de gestión consume mucho tiempo, y si no estás acostumbrado y tienes que aprender muchos conceptos nuevos, agota mentalmente. Sin duda lo primero es incluir en el proyecto alguien que sepa de empresa.

Al margen de esto, si tuviéramos que destacar una cosa importante que hemos aprendido de las startups es la escalabilidad y comercialización del producto: si quieres progresar es muy recomendable tener un producto escalable y tener claro cómo lo vas a comercializar. Un buen plan de marketing puede ayudar mucho en este punto y es un ejercicio de reflexión muy interesante antes de lanzarse a la aventura de emprender.

Por último, creemos que es muy recomendable rodearse de gente que esté en tu misma situación, de otros emprendedores. El compartir experiencias con gente que habla tu mismo idioma, que se ha enfrentado a tus mismos problemas, es muy positivo, tanto en el ámbito personal como de la empresa.

Dificultades y logros

¿Y las dificultades encontradas en este viaje?

Bueno, a parte de las dificultades a nivel gestión empresarial, hemos tenido muchas dificultades con la tecnología con la que trabajamos. Cuando empezamos, la realidad virtual era un mercado muy por hacer y hemos tenido que desarrollar nuestras propias soluciones ¡y cada proyecto es un mundo!

¿Qué os motiva en vuestro trabajo?

El ver lo que la gente disfruta con nuestras experiencias es una motivación para nosotros. Aunque por la pandemia, este año y el pasado no pudimos estar en las ferias, como la Madrid Games Week, nos encanta ir y ver de primera mano la creación de los jugadores a nuestras experiencias. Tras uno de estos eventos volvemos a la oficina con las pilas cargadas y las cabezas bullendo ideas nuevas ¡todo un subidón!

Y hablando de ideas nuevas ¿qué dinámica seguís para generar ideas innovadoras?

No seguimos ninguna dinámica concreta. Trabajamos en una misma mesa y las ideas salen ahí mismo. Simplemente empezamos a hablar del proyecto y sin ni siquiera planearlo, hacemos una brainstorming que nos lleva a muchísimas ideas.


A tener en cuenta

La verdad es que se les ve felices, trabajando en lo que les gusta y trabajando bien. Partiendo de su pasión, que era su idea, han sabido hacer un equipo multidisciplinar y complementario; han acertado en las relaciones y han optado a las ayudas que necesitaban.  Desde aquí quería acercarte esta experiencia, no sin antes insistir en que no ha sido rápido ni fácil. Hoy son Superlumen y su trayectoria como startup se va consolidando, pero el tiempo y el trabajo han hecho que lleguen hasta aquí. Así que si estás empezando una idea digital no pierdas de vista este camino: trabájala bien, dale forma de la manera correcta, ten una buena estrategia de marketing digital y continua trabajando sin desanimarte. Si la idea es buena y el trabajo va por el camino correcto, antes o después ¡llegarás!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.