Cómo hacer un buen directo
Cómo hacer un buen directo

Cómo hacer un buen directo

Cómo hacer un buen directo

El «livestream» o transmisión en directo es uno de los contenidos online de más éxito en redes sociales, pero ¿cómo hacer un buen directo? Porque en el mundo digital no basta con hacer sino que hay que hacerlo bien. Para captar la atención de tu público, para conquistarlo es necesario hacer buenos directos. Aquí te enseño algunas reglas para conseguirlo.

Los buenos directos ganan audiencia

Prepárate bien para el directo

¿Qué hay que tener en cuenta? ¿cómo ser creativa cuando estoy en directo y no sé improvisar? Lo primero es RELAJACIÓN, no podemos afrontar un directo con tensiones y miedos por si la cosa sale mal. Se darán los errores pero ¿qué importa? Nuestro público sabe que podemos equivocarnos y no pasa nada. Otra cosa distinta es que improvisemos y hayamos preparado poco la intervención, ¡eso se nota siempre! y quizás nos lo permitan una vez, pero la siguiente no.

Por eso, prepárate bien y así podrás anticiparte a cualquier dificultad. Hazte un guión de lo que quieres decir; piensa nuevas formas de contarlo que capten la atención y ten algo escrito por si te pierdes. Aunque te vaya el «colegueo» y la informalidad, también tiene que estar preparada. Define el entorno del encuadre: lo que que quieres que rodee tu directo, los elementos en los que te puedes apoyar, que necesitarás tener a mano, dónde te vas a sentar y si estarás cómoda. Piensa bien dónde situarás la cámara y cómo tienes que moverte para no salir del encuadre. Te habrás dado cuenta de que algunos se sitúan tan cerca de ella que salen deformados y llegan, incluso a «invadir» la intimidad del público.

Ten en cuenta hasta los detalles más pequeños como la ventilación, los ruidos ¡y no descuides la iluminación! Anticiparse a todo y no dejar ningún cabo suelto es la clave del éxito del directo. Las cosas no dejan de ser importantes porque sean pequeñas.

expresividad para un buen directo

Expresividad para un buen directo

Es muy frecuente en redes ver directos en los que abundan las muletillas al hablar, la repetición de palabras, gestos que haríamos solos ante un espejo… Parece fácil pero cuando uno se coloca ante la cámara comete muchos errores. Por eso, para realizar un buen directo en redes, como cualquier acto de comunicación, hay que ensayar y ensayar, no dejar nada a la improvisación, porque todo comunica.

Un pequeño gesto puede decir mucho. La imagen siempre llega más que las palabras, por eso es importante que los gestos de la cara, los movimientos del cuerpo vayan en consonancia con lo que queremos transmitir. Por ejemplo, si estamos tensos estaremos demasiado rígidos, y eso indica temor, «estar a disgusto». Imagínate que quieres comunicar algo divertido pero estás rígido y te mueves poco, difícilmente llegarás a transmitirlo como quieres. Debes conseguir que tu cuerpo y tu cara aporten al directo, potencien el mensaje, refuercen nuestra presencia. Este es el primer paso hacia la comunicación emocional.

Un buen discurso para un buen directo

El buen directo en redes es aquel que se realiza con discurso fluido, tono adecuado, voz agradable, ritmo equilibrado y palabras precisas ¡casi nada! Lograrlo lleva mucho trabajo. Es necesario elaborar un discurso creativo, ensayar mucho para interiorizar el mensaje y encontrar la mejor forma de transmitir. Ayuda muchísimo hacerlo delante de otros para que nos hagan crítica constructiva y poder retocar todo lo que sea necesario.

Manejar la pausa es más difícil que manejar las palabras

Clemenceau

Y por último, la pausa. Ese breve parón tiene mucha fuerza, provoca intensidad, atrae la atención, crea expectación y marca el ritmo de lo que vendrá después. Es importante usarla de forma consciente, con sentido. Tras la pausa nunca puede seguir algo insustancial porque crearíamos falsas expectativas en el público.

cómo hacer buenos directos para vender

Ganar audiencia con buenos directos

Decíamos que transmitir en directo es una de las mejores formas para comunicar en Internet, sobre todo si quieres vender. Tienen un gran potencial porque puedes realizar demostraciones, aportar testimonios y responder cuestiones en tiempo real. Y los clientes pueden comprar con un clic de forma inmediata. Además, el poder de convocatoria es relativamente fácil y produce un alto engagement. Según estudios recientes, las marcas que publican contenidos en vivo generan más confianza en los usuarios, y por tanto, aumentan también las ventas.

Realmente el directo no es algo nuevo, sí lo es la tecnología que empleamos. Utilízalas con creatividad y prepárate muy bien, cuidando todos los detalles; así tendrás directos de calidad que te ayuden a lograr tus objetivos.

Te dejo enlace por si quieres aprender más sobre realización de vídeos

Un comentario

Deja un comentario

Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: